PISO DE APOYO AL CRPS

Los pisos de apoyo constituyen un contexto natural de aprendizaje para la adquisición de habilidades de la vida diaria y para el entrenamiento y la generalización de otras conductas aprendidas en CRPS.

Son un soporte para la aplicación práctica de programas y actividades rehabilitadoras:

Programa de Actividades para la Vida Diaria: Adquisición y/o mantenimiento de habilidades para el autocuidado y desarrollo de autonomía –cuidado de la vivienda y el espacio personal, habilidades para el manejo y desenvolvimiento en la comunidad y el uso de recursos.

Programa de Salud, Psicoeducación y Prevención de recaídas: autocontrol y/o supervisión en la toma de tratamiento, identificación y control de conductas de riesgo, desarrollo de estilo de vida y hábitos saludables (alimentación adecuada, ejercicio físico…)

Intervenciones para el desarrollo de estilo comunicacional adecuado: desarrollo de empatía, expresión de emociones, habilidades asertivas y afrontamiento/resolución de conflictos derivados de la convivencia.

Actuaciones de apoyo y acompañamiento para la inserción social: promoción de actividades en la comunidad, fomento de la participación social haciendo un mayor uso de servicios comunitarios normalizados. Aumento de la red social.